¿Por qué nos importa tan poco la privacidad?

Y no me digáis que no, porque no es cierto. A diario veo gente que permite el acceso a información privada o incluso directamente la comparte con todo el mundo sin mayor problema.

Algo que, si se lo preguntaran directamente jamás lo haría. ¿Por qué hacemos esto?

Gaviotas (de Oliver Berghold)

Personalmente creo que es una batalla perdida y en la que, realmente, solo batallan unos cuantos raros. ¿Es porque no nos importa lo que sepan de nosotros?

Realmente no. Es porque no sabemos lo que estamos compartiendo ni qué puertas dejamos abiertas, porque no las vemos.

Estoy seguro que si te paras a pensar en para que se puede utilizar la aplicación que estás descargando, quizá (y solo quizá) te plantearías que puedes vivir sin ella o con alguna alternativa. Seamos claros, si no vemos las consecuenciás no es porque no esté pasando nada… es porque no estamos mirando.

Empiezo a entrar en modo paranóico y ahora miro mucho más que hace unos años los permisos que requiere una aplicación de móvil, qué cuenta de correo y datos doy para según que webs y aplicaciones o los ingredientes y países de origen de los alimentos que como, qué le vamos a hacer.

Seamos claros, si no vemos las consecuenciás no es porque no esté pasando nada… es porque no estamos mirando

Esto es simplemente higiénico porque tanto empresas como aplicaciones tienen mucha más información de la que yo conscientemente les dejo utilizar y ni que decir de la diferencia con la información que realmente necesitan. Otra cosa es que la utilicen o no.

Algunos casos por los que creo que «nos da igual» nuestra privacidad:

  • Desconocimiento.
    Como con un contrato, al instalar o usar algo realmente no sabes lo que está ocurriendo. Simplemente te fías.
    Como con un contrato, la mayoría de las veces no te das cuenta hasta que ocurre algo
  • Ubiquidad del servicio.
    Operativos como Android o iOS recopilan información ingente y lo que se obtiene de de nuestras tarjetas de crédito mejor no pensarlo. Son transparentes a estas alturas y ni nos planteamos que se está haciendo algo con esa información.
  • Confianza ciega en que la gente es buena.
    Nadie espabila en cabeza ajena, así que es cuestión de tiempo y de tener algún accidente.
  • Permiso consciente.
    ¿De verdad? Bueno, puedes sacrificar cierta información si lo que obtienes a cambio realmente te interesa.

Referencias:

El presente del email


Al igual que el correo estándar, parece que el email está aquí para quedarse. Parece mentira, pero un servicio con más de 45 años de antigüedad en informática (la protohistoria…) se utiliza a diario prácticamente como servicio principal.

Francamente, el servicio está aquí para quedarse, como digo (echad un ojo al artículo Email Will Last Forever). Hay muchas opciones de mejora, pero tal y como están los estándares hoy en día es complicado lograr el consenso que tiene ahora el email.

¿Os imagináis que todos los servicios de mensajería fueran compatibles entre si? Pues más o menos eso es lo que tenemos con el correo electrónico.
Las capas que añadamos al correo, serán siempre bienvenidas para conseguir una funcionalidad y experiencia más acorde a lo que buscamos en cada momento (comunicación inmediata, segura, trabajo en grupo…).

En los últimos 2-3 años, hay muchas iniciativas para reinventar el correo o, al menos, para potenciar características a las que, hasta ahora, no se las había prestado demasiada atención.

Alguna de las preocupaciones más habituales que podemos observar:

  • Seguridad y privacidad. Posiblemente la preocupación nº 1 a día de hoy. Gracias a la NSA nos damos cuenta, que GMail lee nuestros correos, o que cualquiera puede acceder a todas nuestras comunicaciones con muy poco esfuerzo.
    Un servicio de correo (o almacenamiento de datos… que lo mismo da) con conocimiento cero de nuestro contenido y comunicaciones es una funcionalidad cada vez más valorada.
    Podéis echar un ojo a OpenMailbox o, en general y para cualquier tema relacionado con la seguridad y privacidad, podéis echar un ojo a Prism Break
  • Ubicuidad e integración. Enviar recibir mails desde cualquier sitio y dispositivo es algo fundamental y a lo que nos hemos acostumbrado hace tiempo. No solo leer/recibir correos, sino también compartir contenido a través del correo desde cualquier sitio igual que hacemos con las redes sociales o enviar y almacenar el contenido en cualquier sitio.
  • Control de las conversaciones. ¿Se ha recibido el correo? ¿Lo han leído? ¿Cómo sigo las conversaciones? ¿Ha llegado a la inbox? Algunas funcionalidades propias de soluciones de envíos masivos son golosas de trabajar.
  • Trabajo en grupo/usabilidad/…. Aquí es donde surgen los nuevos interfaces, las nuevas formas de hacer, integraciones con otros servicios, etc. Por ejemplo, el caso de AOL, el de Mailpile.is, Hiri (solo para Office365) o «nuevas» funciones como propone Chat.cc o Mailtime

Tomando como base el correo hay todavía mucho por recorrer: tiene un presente y un futuro esperanzador este viejo conocido.

Cómo realizar fotografías de producto para tu tienda online

Una imagen sí que vale más que mil palabras en una tienda online. Mostrar tus productos de forma atractiva no es sencillo pero tampoco es tiene porqué ser excesivamente complicado.

A continuación os paso algunos enlaces de blogs de plataformas de ecommerce donde se aconseja cómo fotografiar los productos para tu tienda online y que queden profesionales

La misma imagen con distinta luz

Aparte del post-proceso de la imagen, una de las tareas más laboriosas es eliminar el fondo de la imagen. Para ello, aparte de maña y paciencia, hay también webs que hacen esa labor por ti a un coste más que asumible. Por ejemplo:

Alternativas para crear tu tienda online

Ojo, y digo crear la tienda online, que vender es otra cosa bien diferente.

Lo que está claro es que cada vez se vende más online (ver estudio IAB 2013), así que tanto si tienes una tienda física como si no, puede ser el momento de plantearse abrir una sucursal en Internet.

Worldwide B2C Ecommerce: 2013 Forecast and Comparative Estimates

Dependiendo de las necesidades que tengas, crear una tienda online puede ser realmente sencillo.

Podemos considerar los siguientes tipos de tienda:

Tiendas integradas en «centros comerciales»

AmazonRakuten o Pixmania son tiendas en si mismas, pero tienen opciones para que puedas vender tus productos también en sus plataformas.

La ventaja de empezar a vender tus servicios en estos centros comerciales es que tienes todo el proceso hecho (tienda, presentación de productos, pago, control de fraude…) y además parte del trabajo de atraer público y de posicionar tus productos ya lo ha hecho el centro comercial en sí.

Obviamente estas ventajas se pagan, lo que puede dejarte unos beneficios bastante menores de los que creías.

ComisionesAmazon IndividualAmazon ProRakuten 1
Por venta0,99 €0,99 €
Coste mensual39 €/mes33 $/mes
Comisión (según categoría)7% – 35%7% – 35%8% – 15%
Variable por venta0 € – 2,10 €0 € – 2,10 €

1 Las tarifas se han sacado de Rakuten.com

eBay es otra opción. La forma de venta, por subasta, es lo que le ha hecho famosa y el volumen de tráfico que atrae no es para despreciarse. Puedes ver sus tarifas, en la sección de Comisiones y tarifas de su web.

Podríamos incluir en este modelo también a Etsy, aunque su enfoque sea algo diferente.

Etsy, es un centro comercial que no vende sus propios productos, sino que hace de plataforma de venta para vendedores de productos de artesanía, manualidades y productos vintage.

Si te ajustas al perfil de vendedor, las comisiones son:

Por artículo publicado0,20 $
Comisión por venta3,50 %

En definitiva una buena forma de comenzar a vender con poco riesgo y ver qué tal funciona el negocio, aunque tienes que tener en cuenta las comisiones, como puedes ver.

Tiendas en modo SaaS

Tanto con productos de hosters tradicionales como puede ser Arsys, como servicios exclusivos de ecommerce como pueden ser Tiendy, Tol.do o Shopify, por ejemplo.

Son tiendas mucho más completas en funcionalidades (cada cual con sus peculiaridades) y suelen presentar planes crecientes con distintas características y precios.

Lo normal es que se cobren mensualmente, aunque Shopify también cobra una comisión por transacción realizada (de 2% a 0%, según el plan).

En este caso son tiendas con las que podemos crecer, y hay que tenerlo en cuenta a la hora de decidirse por una de ellas. Hay que mirar:

  • Variedad y facilidad de adaptar los diseños
  • Número de productos, opciones para categorizarlos, etc.
  • Formas de pago (TPV, Paypal…) y de envío (contra-reembolso, MRW, Seur…)
  • Opciones de marketing: descuentos, cupones…
  • Facilidades de gestión de clientes y de facturación
  • Idiomas y monedas
  • Opciones de integración con terceros, sobre todo con portales como los mencionados anteriormente y con comparadores (Ciao…) o redes sociales

Las ventajas de estas tiendas es que los gastos están más controlados, son más profesionales y completas y puedes adaptarlas más a tu estilo. Además, el mantenimiento y actualización de la plataforma de la tienda lo tienes asegurado.

La desventaja, es que tienes que hacer un importante trabajo para atraer a clientes… pero como he dicho al principio, hablamos de abrir una tienda, no de vender.

CaracterísticaArsysTiendyShopifyTol.do 2
Precio/mes19 -70 €/mes10 – 45 €/mes14 – 179 $/mes10 €/mes
Nº productos200 – 20.00050 – 5.00025 – Ilimitados¿?
Formas de pagoPaypal, tarjeta de crédito…Paypal, tarjeta de crédito…Shopify Payment 3Paypal
LogísticaNacional e internacional integrado (MRW y SEUR incluido en ciertos planes)Paypal, tarjeta de crédito…UPS, FedEx
Integración con portalesAmazon, eBay, Facebook, Ciao…FacebookFacebook
Versión móvilSí (en ciertos planes)NoNo

2 Toldo es difícil de incluir en este tipo de comparativas. Su fortaleza está en su extrema (¿excesiva?) simplicidad. []

3 Lo que implica un pago en comisiones por transferencia.[]

Shopify

Tiendas instalables

Si lo que necesitas es flexibilidad, hay muchas tiendas open source con las que trabajar: Prestashop, Magento (comprada por eBay), osCommerce… Esto te permite hacer y deshacer a tu gusto, pero también supone que tienes que tener conocimiento para hacerlo.

Cualquiera de las mencionadas tiene una muy amplia comunidad respaldándola y opciones para contratar servicios profesionales de desarrollo de plantillas, plugins, etc.

Si eres desarrollador y tienes conocimientos de la plataforma de ecommerce, estas soluciones te darán una flexibilidad que no te va a dar ninguna otra alternativa.

Algunas de estas soluciones open source tienen una versión SaaS, como puede ser MagentoGo.

Plugins para WordPress, Joomla y otros CMS

No tienen porqué ser excluyentes, algunas de las tiendas mencionadas pueden integrarse en los CMS más conocidos pero existen algunas tiendas que solo existen como plugins, por ejemplo Woocommerce.

Sin duda, puede ser una buena alternativa como complemento de una página que ya tienes realizada, pero ojo con el soporte que te puedan proporcionar y el respaldo que puede haber detrás.

Podéis echar un ojo también al PDF «The Ecommerce Opportunity: How Freelance Developers Can Build Ecommerce Websites With WordPress»

Del artículo 4 Recommended e-commerce WordPress tools también podéis sacar alguna idea.

Sobre la fidelidad a una marca

Si os dais cuenta, en las películas futuristas de los últimos años, además de pintarnos un futuro realmente negro (¿nadie es siquiera medianamente positivo sobre el futuro que nos espera?) hay una presencia más que notable de las marcas y, no solo eso, si no sobre el poder del marketing (algunas escenas de Minority Report).

Cada vez nos definimos más a través de las marcas y, a ser posible, en una dualidad que excluye todo lo demás (Android – iPhone, PP – PSOE, Barcelona – Real Madrid). Lo curioso es que nosotros hacemos gran parte de ese trabajo, posicionándonos en algún lado de esa barrera artificial defendiendo nuestro lado frente al otro. Lo que es lícito y necesario en, por ejemplo, el fútbol, no tiene ningún sentido en otros contextos. ¿Por qué compro un móvil de tipo A? ¿Porque es lo que necesito? ¿Porque el anterior era de tipo A? ¿Porque el A mola mucho más que el B y es el que tienen mis amigos? ¿Porque vuelvo a votar a B? ¿De verdad lo han hecho tan bien? ¿O es que si no va a ganar A?

Debemos ser conscientes de que somos utilizados, de que nos guiamos con las tripas y de que eso no nos beneficia en la mayoría de las situaciones. Cuesta tomar decisiones conscientes y hay situaciones en las que no merece la pena, pero no tiene ningún sentido defender a una marca solo porque tienes un coche de esa marca, ¡que se defiendan ellos mismos! Hay que tener en cuenta que para las marcas somos números y, en el mejor de los casos, consumidores a mantener para que hagamos gasto con ellos. No buscan nuestra felicidad, ni cubrir nuestras necesidades: buscan dinero de forma directa o indirecta.

En la medida de lo posible, compra de forma consciente:

  • Piensa qué es lo que necesitas. De forma objetiva. Un coche precioso… pero ahí es imposible meter a la familia.
  • Piensa lo que quieres gastar… y si merece la pena. Todo el mundo tiene un presupuesto, ajústate a él y, si no puedes, mira a ver si es más importante renunciar alguna característica o ampliar algo el presupuesto.
  • Aprovéchate de la experiencia propia y ajena. Aquí es donde es importante la marca, su reputación basada en hechos y experiencias de primera mano de gente con necesidades similares.

Lo que me resulta chocante de estas cosas es que entre todos nosotros procuramos conseguir lo máximo posible de los consumidores y nunca nos ponemos en esa piel de consumidores y en si nos gustaría que nos malearan de esa forma.

Hechos para (no) durar

Todo tiene un antes y un después, pero el después cada vez llega antes.

Queremos lo último y lo último es lo de hace días, semanas y, a lo sumo, un par de meses. Porque productos de 2-3 años de antigüedad son del pleistoceno.
Quizá por esto, el sal con algo rápido aunque no sea perfecto (a veces ni siquiera bueno) que se utiliza con los servicios web para adelantarse a la competencia se ha trasladado también al hardware.

Las versiones 0 fallan más que nunca: coches con defectos de fábrica que provocan averías de cientos de euros, terminales móviles con graves problemas conocidos… Y da igual.
Da lo mismo porque las noticias del día siguiente cubren lo que ha pasado hoy. Pasa con los desastres naturales, las guerras, los coches, los muebles, los smartphones y con todo. ¿Por qué preocuparse de la calidad si nadie lo valora? Queremos algo lucido, exclusivo si puede ser (a la par que barato/asequible) y sobre todo nuevo. Ya nos encargaremos luego de defenderlo de los fallos, a fin de cuenta nos hemos dejado un dinero en él.

Hace 3 días se me cayó el teléfono por segunda vez en 10 meses (Google Nexus 4 / LG E960). La 1a vez me hizo un pique en la pantalla. La 2a vez la pantalla se ha hecho añicos y el teléfono ha quedado inutilizado. Suelo ser bastante cuidadoso con todo y más con algo que me ha costado 300 € y que, francamente, estaba disfrutando… es mi primer smartphone.
Que la mitad de la superficie de un teléfono así sea tan frágil da que pensar. Que repararlo cueste 100 €, también.

Google Nexus 4 crack

Y no, no pienso pasarme a iPhone.

Por cierto, y por si alguien tiene interés en los temas de obsolescencia programada, podéis echar un ojo al documental «Comprar, tirar, comprar«. Recomendable aunque lo miréis con ojos críticos.

Los futbolistas tienen una carrera corta

Los futbolistas tienen una carrera corta y eso es, entre otras cosas, lo que permite justificar algunos salarios.

A raíz de la salida de Javi Martínez del Athletic, me entró curiosidad por saber cómo de corta puede ser la carrera de un futbolista de primera división… y si lo sé, entreno más de pequeño :(

Por ejemplo, vamos a intentar ser estrellas del fútbol desde nuestros salarios:

Salario mesSalario añoNº de años para ser una estrella
(por 1 año)
Salario mínimo747,30 €8.979,60 €835 años
Salario normal1.800,00 €21.600,00 €347 años
Salario medio-alto3.500,00 €42.000,00 €179 años
Directivo12.500,00 €150.000,00 €50 años
Futbolista normal62.500,00 €750.000,00 €10 años
Estrellita250.000,00 €3.000.000,00 €3 años
Crack625.000,00 €7.500.000,00 €1 año

Es decir, si un currito de las cruzadas bajo el yugo del rey de Jerusalén, Balduino IV, hubiese descubierto el elixir de la eterna juventud, y hubiera llegado vivo hasta nuestros días, trabajando eso si, entonces, y solo entonces, tendría la opción de sentirse como un astro del firmamento futbolístico durante 1 año (para los que no tengáis muy fresco que ocurrió en 1177)

Si en lugar de iniciar la I Guerra Carlista, Santos Ladrón de Cegama, al que supondremos un cargo medio, hubiese seguido trabajando hasta hoy, podría ganar lo que una estrella de fútbol en un año (otros hechos importantes de hace 1833).

Si en 1962, el bueno de J.F Kennedy, en lugar de colaborar en la llamada crisis de los misiles, se hubiera preocupado de mantenerse vivo hasta hoy, habría ganado lo mismo que un crack del fútbol en un año (otros hechos importantes de hace 1962).

No es que los futbolistas tengan carreras muy cortas, es que la vida laboral de los demás puede ser muy larga… y eso si que entristece a cualquiera.

Actualización 2014.10.09: ¿Cuánto cobra como mínimo un futbolista de Primera División?
Cito:

Los futbolistas de la Primera División española cobrarán este año un mínimo de 129.000 euros, más de 14 veces el Salario Mínimo Interprofesional (9.034 euros anuales), mientras que los de Segunda División A no percibirán menos de 64.500 euros, según fija el convenio colectivo que regula esta actividad publicado por el Boletín Oficial del Estado (BOE), que prevé una revalorización para la temporada 2015/2016 de acuerdo con el IPC.

La dependencia de la publicidad en los medios de información

El 24 de febrero de 2012 salía el último número en papel de Público, que reconozco no haber leído nunca, aunque no creo que haya cerrado por eso.

Hoy, 27 de febrero de 2012, leo que…

Financial Times alcanza la mayor difusión de pago de su historia en los momentos de mayor crisis para la prensa

¿En qué quedamos? Pues en lo de siempre… creo yo. Hay cosas por las que puede merecer la pena pagar y otras por las que no. En Internet se llevan vendiendo informes por un potosí desde el principio de los tiempos, es decir, que la información puede tener un precio (quizá excesivo en algunos casos). La publicidad en sigue creciendo y sustentando demasiados negocios. Y digo demasiados, porque cuando la gente no paga por la información, entonces paga por ti, por el cliente: por tus gustos, tus hábitos, cómo te mueves, qué visitas, qué compras.

Más allá de la especialización de los contenidos, hay que medir hasta que punto nos podemos vender a una publicidad cada vez más agresiva o hasta que punto debemos buscar un público más fácil (más visitas, menor estancia en la página) para obtener ingresos.Las opciones están ahí, a la vista… solo hace falta que alguien las señale para que todos digamos ¡pues claro, cómo no lo vi antes!.

Referencias: