Alas

El eunuco se acercó a la fuente con desgana. Llevaba el mismo cuenco de plata en la mano izquierda, el mismo cuenco que hundía en la fuente de hidromiel tres veces al día. Mientras llenaba el recipiente, observó el reflejo de su torso desnudo: el pecho ancho, el cuello musculado, la nariz larga y recta, los ojos grandes, el negro cabello recogido en trenza. Sacó el cuenco colmado y lo sujetó con las dos manos. Avanzó hacia una esquina del jardín con parsimonia, con cuidado de no derramar ninguna gota. Al llegar al lugar que habían determinado para él, agachó la cabeza y elevó las manos que sujetaban la vasija, ofreciéndola al cielo. Decenas de mariposas se acercaron a libar, colibríes multicolores, algún escarabajo alado… Cuando cesó el zumbido encima de su cabeza, el eunuco bajó el cuenco vacío y miró sus musculados brazos inútiles.

«The Book Cover Archive», portadas de libros para inspirarte

Una amiga elige un libro por:

  • La portada
  • La primera página
  • La última página

Yo no leo la última página y me suelo fiar mucho (quizá demasiado) del resumen que hace la editorial del mismo. Hay auténticos genios escribiendo estos textos y debería dejar de prestarles atención: algunos son mucho mejores que el libro en sí.

Y a la portada le haces caso, quieras o no… menos a las de ciencia ficción y románticas que alguien ha decidido ofendernos con ellas.

Book Cover Archive es un repositorio de portadas de libros, tanto antiguos como modernos. Es realmente adictivo.

Muerte de un fondista

Los espectadores aplaudían a rabiar y el sonido de las palmadas reverberaba por todo el estadio mientras el corredor seguía dando vueltas a la pista moviendo los brazos. Las pantallas mostraban la llegada del maratoniano al estadio: la saliva seca en la comisura de los labios, el cuerpo enjuto bañado en sudor, los ojos fuera de las órbitas y el continuo movimiento de brazos y piernas buscando la meta. Los aplausos iban disminuyendo, incómodos, pero el corredor seguía y seguía dando vueltas y obligaba a los espectadores a continuar con las loas. “¡Qué esfuerzo! ¡Es un titán!”. El realizador de televisión dirigió la cámara al campeón y en las pantallas gigantes se pudo ver con claridad el miedo, el grito mudo en los labios resecos: “Paradme. Paradme. Paradme”.

El exilio está aquí – César Galiano Royo

El exilio está aquí – César Galiano

No sé si es bueno verse reflejado en los personajes, sobre todo en aquellos con características no positivas (negativas, vamos), pero es lo que me ha pasado con este librillo de César Galiano.

Un libro con pequeñas balas en las que se retrata un barrio y unos personajes que normalmente no se buscan o directamente se evitan. Los presenta y nos enfrenta a ellos, a nosotros mismos, a cómo vemos a los demás. Como dicen en la reseña de Pepitas, «Es esta una historia nacida del reconocimiento entre iguales que nos asoma en toda su crudeza a la separación consumada».

Una joyita escrita con precisión de cirujano.

En tu librería En Amazon En la editorial

Las 6 reglas de Orwell para una escritura clara y ajustada

  1. Never use a metaphor, simile or other figure of speech which you are used to seeing in print.
  2. Never use a long word where a short one will do.
  3. If it is possible to cut a word out, always cut it out.
  4. Never use the passive where you can use the active.
  5. Never use a foreign phrase, a scientific word or a jargon word if you can think of an everyday English equivalent.
  6. Break any of these rules sooner than say anything barbarous.
  1. Nunca uses una metáfora, símil u otra forma de hablar que estés acostumbrado a ver impresa.
  2. Nunca uses una palabra larga cuando una corta sirva.
  3. Si es posible quitar una palabra, quítala.
  4. Nunca uses la voz pasiva cuando puedas usar la activa.
  5. Nunca uses una frase extranjera, un término científico o una palabra de jerga si puedes pensar en una equivalente, en tu idioma, y que se use naturalmente.
  6. Rompe estas reglas si al seguirlas vas a decir algo que es directamente bárbaro.

En Hoja En Blanco tenéis un artículo al respecto y también en Open Culture y si queréis echarle un ojo a la copia del ensayo en el que se dice y que ofrecía la Universidad de Adelaida, tendréis que tirar de Web Archive.

También puedes completar la información con «Las formas de una historia (según Kurt Vonnegut)«

Autopublicar un libro impreso: más allá de Amazon

En realidad esto no es un artículo si no un enlace a LuchaCreativa.com. En su momento me ayudó y veo que lo actualiza… lo que está muy bien.

De forma resumida: hay alternativas a Amazon (¡claro!) pero todo tiene sus pros y contras.

En «Cómo autopublicar un libro impreso en 2020: más allá de Amazon«, Luca Paltrinieri da un detallado repaso a:

  • IngramSpark
  • Vervante
  • Blurb
  • Aerio
  • CreateSpace / Kindle Direct Publishing

Buena lectura.

Las formas de una historia (según Kurt Vonnegut)

Descubrí a Kurt Vonnegut porque me resultaba curioso y simpático en la imagen de fondo que venía en mi Nook. No sabía qué había escrito, no había leído nada de él, no conocía su historia ni su pasión por los viajes en el tiempo.

Como tiene una cara curiosa busqué algún libro suyo… y me atrapó.

Sirva esto como carta de presentación de una persona vital con una historia muy interesante y un grandísimo escritor (leedlo, por favor)

A este hombre, un escritor de referencia en EUA, le rechazaron la tesis en antropología en la Universidad de Chicago sobre las formas de las historias.

En Open Culture está el artículo completo junto con una infografía para enmarcar. La división que hizo de todas las historias es:

  1. Man in a hole
  2. Boy meets girl
  3. From bad to worse
  4. Which way is up?
  5. Creation history
  6. Old Testament
  7. New Testament
  8. Cinderella