Mis lecturas de mayo 2021

El mes de “vamos a terminar libros tochos” y en el que he aprendido que no debo coger “cuentos completos” de nadie, nunca.

El color amaranto – Antonio Ferres

Me lo cogí recomendado y se ha hecho bola. Mucho. No sé si, simplemente, los cuentos no han envejecido bien, no he sido capaz de entender muchos de ellos o una combinación de todo ello y mucho más.

Lo que tiene mérito es que utilice la ciencia ficción para hablar de la Guerra Civil española. No porque no se pueda, sino porque es una herida que claramente le está supurando cuando escribió esas historias.

En TTL En Amazon

Escritura y verdad. Cuentos completos – Medardo Fraile

Venga a oír hablar de Medardo Fraile y yo sin leer nada de él. Problema resuelto.

Medardo Fraile escribe cuentos blancos, cortos, muy cortos, sutiles y finos. Ha sido un placer leerlos, incluso aquellos que sí que han envejecido mal al usar jerga barriobajera.

Si te gusta el cuento, Medardo es uno de los imprescindibles que debes leer.

En TTL En Amazon

Al final siempre ganan los monstruos – Juarma

En la contraportada ponen que es “Trainspotting en un pueblo de Graná” y así mismo es. Drogas a cascoporro, relaciones de pareja, drogas, violencia, alguna raya, algún porrito, ternura y por encima de todo la amistad de los cinco personajes principales desde la infancia hasta que van cayendo como moscas por culpa de… las drogas, claro.

No hace falta ir a Villa de la Fuente para encontrarte con estos fulanos, sabes quienes son y como se llaman. Si quieres mirarles por un agujerito para ver lo que hacen y por qué lo hacen mientras tú te vas a casa a leer o ver una peli, echa un ojo al libro.

En TTL En Amazon

Lo pasado no es un sueño – Theodor Kallifatides

Una joyita, un tesoro, un libro que he leído muy a gusto. En el libro Kallifatides nos cuenta sus recuerdos de infancia, como era su Grecia de la niñez, su familia, sus relaciones, como crece y se enamora, como tiene que emigrar a Suecia y regresa a su casa para dar conferencias, reencontrarse con sus padre, con su hermano y amigos.

El libro está escrito de forma sencilla y añadiendo algunas frases demoledoras.

Un descubrimiento.

En TTL En Amazon

Mis lecturas de abril 2021

Bueeeno… el mes de las aguas y tal.

La vida de las luciérnagas – Virginia Ruiz / Raquel Marín

Es un libro infantil/juvenil en el que se recrea e ilustra la vida de 13 riojanas ilustres. Está editado por el Ayuntamiento de Logroño.

En TTL

El día del ajuste – Chuck Palahniuk

Con los libros de Palahniuk siempre puedes decir que has leído algo diferente. Me maravilla la capacidad que tiene para hacer algo distinto (o eso me parece a mí). No siempre me gustan sus novelas, pero sí sus planteamientos, la historia, y eso que no he leído “El club de la lucha” (1996).

“El día del ajuste” no creo que sea su novela más lograda, pero ahí están todos los elementos habituales de sus novelas (de las que he leído al menos) llevadas a gran escala (nada menos que hacerse con el poder en los E.U.A.) por los perdedores de la sociedad.

Hazte un favor, lee a Palahniuk.

En TTL En Amazon

La felicidad de los ogros – Daniel Pennac

Ha sido un buen mes con un gran descubrimiento: “La felicidad de los ogros”. Por una vez las promesas de la contraportada se han cumplido y me lo he pasado estupendamente leyendo este libro ¿policíaco?

Malaussène trabaja como “chivo expiatorio” en unos grandes almacenes parisinos. Si un comprador se queja de una mercancía defectuosa o de un fallo técnico, Malaussène aguanta la bronca y las amenazas de despido hasta que el cliente, compadecido, retira su reclamación.

En los almacenes empiezan a explotar bombas en presencia de Malaussène, que pasa a ser sospechoso, y mientras hace equilibrios para mantener el orden en una familia peculiar y extraña de la que, como hermano mayor, es el responsable.

Veo que hay una serie sobre Malaussène… no soy muy de series, pero quién sabe. Es un libro divertido y muy ameno.

En TTL En Amazon

El Tesoro de EE.UU. puede impedirte registrar un dominio o contratar un certificado

Hay una serie de motivos curiosos por las que te pueden denegar el registro de un nombre de dominio o un certificado SSL. Quizá no te haya tocado, pero si solicitas un certificado que contenga el nombre de alguno de los países que estén en la lista negra del gobierno de los EUA, seguramente te lo denieguen. Si vendes alfombras persas y tu negocio se llama alfombrasdeiran.com date por fastidiado si vas a pedir un certificado a alguna empresa estadounidense, como puede ser Digicert (Thawte, Geotrust…). Es más, depende de la extensión, puedes tener problemas también a la hora de solicitar el propio dominio, por ejemplo si el titular es de Irán y quiere pedir un .info, gestionado por Afilias, recién comparada por Donuts Inc.

Todas las empresas estadounidenses, incluidas los registries o las Autoridades Certificadoras, están obligadas a cumplir las leyes de EUA, y esto incluye las sanciones y limitaciones a las que obliga la OFAC (Office of Foreign Assets Control – Oficina de Control de Activos Extranjeros)

[…] we are not permitted to provide services to, nor engage in any transactions with countries, regions, entities, or individuals targeted by applicable US trade sanctions (OFAC listings), whether directly or indirectly, unless authorized under applicable laws.

De hecho, la propia ICANN es una empresa estadounidense, aunque desde el 6 de enero de 2017, se finaliza el último acuerdo formal con el Gobierno de Estados Unidos (ver «La relación entre la ICANN y el Gobierno de Estados Unidos»).

Lo dicho, curioso.

Mis lecturas de marzo 2021

Un marzo de fracasos en los que me he tragado un par de libros que tienen, eufemísticamente hablando, mucha capacidad de mejora. A ver en abril qué tal se da la cosa.

Perro come perro – Edward Bunker

Básicamente no tiene historia, los personajes son planos y tópicos y en general es un tostón. Sin acritud, que conste.

Si quieres leer un buen libro policíaco o como se llamen ahora, Las flores no sangran, de Alexis Ravelo. Igual si Edward Bunker se lo hubiera leído otro gallo cantaría.

En TTL En Amazon

Ama – José Ignacio Carnero

Además de las definiciones iniciales que da de “ama” (madre en euskera y tercera persona del singular del verbo amar), también está la del imperativo del verbo amar, que igual se acerca más a lo que he sentido al leer el libro.

Un libro de autoficción que me ha llevado de la mano (básicamente, mi vida es muy similar a la del protagonista) pero que sin embargo me ha dejado una sensación agridulce… igual porque es de autoficción y entonces ama se va quedando en un segundo plano demasiado pronto y, al final, los sentimientos del protagonista me acaban cansando (me, a mí, ojo) y dan ganas de darle una colleja para que ame.

Al menos este libro sí me ha merecido la pena el tiempo que he pasado leyéndolo ;).

En TTL En Amazon

Tiniebla – Paul Kawczak

No he sufrido tanto leyéndolo como con Perro como perro pero aun así me ha tocado las narices.

Estaba buscando un libro de aventuras y el tema del Congo y de Leopoldo II (cito de la Wikipedia: soberano, fundador y único propietario del Estado Libre del Congo desde 1885 hasta 1908, un proyecto privado encabezado por él mismo, un grande, vamos) siempre me ha atraído. Pero esto no es un libro de aventuras, es una narración plana de… no sé muy bien de qué. ¿El viaje de una serie de personajes para encontrarse con ellos mismos? Desde luego, el «no lo expliques, muéstralo» es algo que se tendría que haber grabado a fuego el autor.

Otra recomendación en su lugar, que creo que trata mejor la situación en ese Congo de Leopoldo II: Siete casas en Francia, de Bernardo Atxaga. Ese sí es muy buen libro (EMO).

TTL-en Amazon-en