Archivos de la categoría marketing

Photo by rawpixel on Unsplash

El 40% del dinero en publicidad online se malgasta

Según Nielsen, 4 de cada 10 euros que se invierten en campañas de publicidad online se pierden y no llegan a su público objetivo. Eso son 325 M€.

Lo que no sé es si eso es más o menos efectivo que otros medios. O si un 60% de efectividad se puede considerar un éxito porque, ¿qué supone llegar “al público objetivo”? Y, suponiendo que llegara al público objetivo, ¿sería la campaña efectiva? ¿Qué es una campaña efectiva? En el caso de una marca grande, ¿es vender más, tener visibilidad, repercusión en redes sociales? Si soy una marca pequeña, yo diría que lo que necesito es ventas y, vive dios, que el dinero en las campañas online se va sin enterarte.

Lo único seguro en estos casos es que el 100% de las campañas online son beneficiosas para la plataforma y que, si quieren seguir siéndolo, tendrán que procurar que también lo sea para las otras partes implicadas: anunciantes y soportes.

Los marketplaces está claro que son una alternativa clara y una forma de obtener visibilidad (¿efectiva?) de forma rápida y con poco esfuerzo. Seguramente si quieres aumentar la efectividad de las campañas, si eres un anunciante que quieres llegar a tu  público objetivo “de verdad de la buena”, tendrás que molestarte, saber quien es tu público objetivo, dónde está y dirigirte a él sin intermediarios. Y esto supone un esfuerzo. Puedes ser francotirador o cazar con posta lobera, eso da igual, mientras sepas con qué estás tirando.

Claro, que luego está este aumento del 60% de efectividad en anuncios diseñados totalmente por algoritmos. Yo lo veo claro: anuncios de algoritmos para algoritmos ;).

Photo by Igor Ovsyannykov on Unsplash

El peligro de los KPI y de los objetivos

Los KPI (Key Performance Indicator – Indicador Clave de Rendimiento) nos deben servir para medir el rendimiento de nuestro negocio, sitio web o campaña de marketing. Marcas un objetivo, estableces las métricas (KPI) que te indican el progreso hacia ese objetivo y realizas acciones durante el camino para corregir las desviaciones y mejorar todo el sistema.

Los KPI deben ser SMART:

  • Específicos (Specific)
  • Medibles (Measurable)
  • Alcanzables (Achievable)
  • Relevantes (Relevant)
  • Temporales (Timely), en el sentido de que sea posible hacer un seguimiento de su evolución en el tiempo.

Todo muy lógico, muy ordenadito y limpio… si se usa para el bien. El problema tanto de los KPI como de los objetivos es que muchas veces son herramientas que se usan de forma incorrecta e incluso perversa.

Perversiones en el uso de los KPI

Quizá uno de los más evidentes es confundir el KPI, la métrica, con el objetivo. Por ejemplo, “Mi objetivo es lograr un NPS de 30 en los próximos 12 meses”. En este caso concreto, la intención es mejorar la atención al cliente, pero al transmitir este objetivo/métrica, lo que estamos consiguiendo es enfocar al personal a “conseguir un NPS de 30” y puede que ese personal se olvide de que lo que se pretende es tener al cliente contento.

También podemos considerarlo como un caso de elegir mal los objetivos, como puede ser el “mejorar los tiempos de respuesta y dejarlos por debajo de 30 segundos”. Podemos usar como KPI el tiempo de respuesta. Con la gente dedicada a responder en menos de 30 segundos, ¿qué más da el tipo de respuesta que se dé? Lo importante es responder rápido, cuanto más rápido mejor.

Lo normal también es vincular el objetivo/KPI a objetivos personales (económicos) y en este caso la gente se lanza a responder por debajo de 30 segundos o hacer ciertas tareas porque pueden influir negativamente en su objetivo.

Muchos de estos casos ocurren porque se trata a la gente como si no tuviera conocimiento, señalándole las métricas como quien pone una zanahoria y sin dejarle utilizar el sentido común; es el problema de los números.

Pero todo esto no es culpa de los KPI…

Cierto. Pero pensemos qué pasaría si en lugar de trasladar a toda la empresa los KPI, les dejásemos claros los objetivos a conseguir y lo que se pretende con esos objetivos. Un pequeño laissez faire (no un viva la virgen) en el que el gestor realiza un seguimiento a través de unos KPI bien definidos y adecuados.

Un KPI, per se no es ni bueno ni malo, pero he visto demasiada fijación en tratar de conseguir unos determinados números, olvidando lo que hay detrás. Usa KPI, marca correctamente tus objetivos, pero sobre todo utiliza el sentido común y deja que tu gente también lo utilice con libertad.

Money talks

La dificultad de saber lo que cuesta un servicio

Hace varios años que parece que se pone más cuidado en dificultar la comparativa de productos y ocultar el precio final real que tiene un servicio que en innovar realmente en ese servicio o producto.

He pasado semanas para contratar un servicio de alquiler de coches y, francamente, me temo que me tocará pagar alguna coste adicional (por consumo de ziritione, la salvaguarda obligatoria del gamusino o qué sé yo). Y es que cuesta horrores saber lo que cuesta un servicio (a pesar de los esfuerzos de gente como MyTripCar ante quienes me descubro).

Algunos de los problemas con los que me he encontrado:

  • El propio precio del producto
  • ¿Pago único o suscripción?
  • Desglose excesivo del precio

Y la clásica contratación llena de trampas, por supuesto ;)

Juega con el precio del producto

Estamos muy acostumbrados a precios psicológicos como “4,99 €” en lugar de “5 €”, así como a precios “desde X €”. Puede que sigamos picando, pero conocemos la rutina y podemos conocer el precio real del producto sin demasiado esfuerzo, aunque mentalmente redondeemos hacia abajo.

Pasa a servicio de suscripción

Convertir un negocio de pago único en un servicio de suscripción ayuda a abaratar aquellos productos a priori inasequibles. Las casas son un ejemplo evidente, pero al menos aquí te muestran normalmente el precio final (si lo puedes pagar), pero ahora los coches ya no tienen un precio, no cuestan 29.900 €, te cuestan “solo 149 €/mes”… ¿cuánto es realmente 149 €/mes?

Desglose del precio

Alguno de los clásicos como el IVA o los gastos no incluidos (o “gratis a partir de”) han dado paso a desgloses de precio que harían sonrojarse a la factura de la electricidad.
Por ejemplo, GoDaddy saca del precio del dominio las tasas (obligatorias para la mayoría de las extensiones) de la ICANN, lo que permite abaratar sus dominios.
No dudo que en el precio de mi camisa interviene lo que se paga por la tela, por un diseñador, un sastre, hay gastos de electricidad y transporte, impuestos y… pero si el precio es 7 €, no es 7 € + 0,5 € + 1,5 € + 5 € + 2 € = 14 €.

Además de los gastos obligatorios que no se muestran en el precio, mención aparte merecen aerolíneas y similares en las que el precio inicial establecido no cubre el servicio mínimo… IMHO, claro.

Contratación llena de trampas

Checks marcados por defecto, llamadas a la acción que “mira que luego te sale más caro”, gratis durante un tiempo con renovación implícita, contratación por varios años por defecto… hay que andar con mil ojos en las contrataciones.

Conclusión

Espero equivocarme pero tiene pinta de que va ir a peor.
Las empresas que han tratado de jugar limpio han tenido una repercusión limitada o han durado lo que han durado y es que cada vez más, el precio importa más que el servicio y mostrar un precio inicial atrae a la suficiente gente como para que estos negocios no solo funcionen sino que, además, se conviertan en dominantes en sus mercados y acaben arrastrando a los demás.

Referencias:

Tipos de certificados de seguridad SSL

Si alguna vez te has enfrentado a la necesidad de contratar un SSL, supongo que te habrá sorprendido la disparidad de precios y te te habrás preguntado el por qué.

Lo primero a considerar es qué es lo que valida cada tipo de certificado. Un notario solo da fe de lo que está escrito, no de que lo que esté escrito sea verdad, con los certificados pasa algo similar. La entidad certificadora (CA), comprobará la validez de la información para crear el certificado según lo que se le pida.

Podemos distinguir los siguientes tipos de certificados en base a lo que validan, a lo que han comprobado que es cierto:

  1. Domain Validated (DV). El dominio pertenece al titular.
  2. Organization Validated (OV). La organización indicada posee el dominio.
  3. Extended Validated (EV). Comprobaciones adicionales y exhaustivas sobre la organización que solicita el certificado para el dominio.

Domain Validated (DV)

Comprueba que el dominio es un dominio válido y el propietario puede confirmar que, efectivamente es el propietario del dominio.

Esta validación la realiza el CA intercambiando mails con el titular del dominio, por ejemplo o, tal y como hará Let’s Encript, mediante comprobaciones de un agente en el servidor web para asegurarse que tiene acceso al dominio para el que se solicita el SSL.

Los certificados DV verifican el consentimiento del dueño de un dominio pero no verifican quién es el dueño del dominio en realidad.

Organization Validated (OV)

En este caso se valida el dominio y la organización que lo solicita y para ello hacen falta comprobaciones adicionales por parte del CA.

En estos casos se incluye en el certificado generado información sobre el sitio web y sobre la propia organización.

Extended Validated (EV)

Proporcionan el máximo nivel de confianza.

En este caso, el CA debe asegurarse para conceder el certificado de que diversos datos del dominio y de la organización. El CA se pondrá en contacto con la organización, normalmente por vía telefónica y le solicitará la documentación necesaria para conceder el certificado según la guía para certificados EV de CA/Browser Forum.

Certificado EV
Certificado EV en Mozilla Firefox

Referencias

Cómo realizar fotografías de producto para tu tienda online

Una imagen sí que vale más que mil palabras en una tienda online. Mostrar tus productos de forma atractiva no es sencillo pero tampoco es tiene porqué ser excesivamente complicado.

A continuación os paso algunos enlaces de blogs de plataformas de ecommerce donde se aconseja cómo fotografiar los productos para tu tienda online y que queden profesionales

La misma imagen con distinta luz

Aparte del post-proceso de la imagen, una de las tareas más laboriosas es eliminar el fondo de la imagen. Para ello, aparte de maña y paciencia, hay también webs que hacen esa labor por ti a un coste más que asumible. Por ejemplo:

Alternativas para crear tu tienda online

Ojo, y digo crear la tienda online, que vender es otra cosa bien diferente.

Lo que está claro es que cada vez se vende más online (ver estudio IAB 2013), así que tanto si tienes una tienda física como si no, puede ser el momento de plantearse abrir una sucursal en Internet.

Worldwide B2C Ecommerce: 2013 Forecast and Comparative Estimates

Dependiendo de las necesidades que tengas, crear una tienda online puede ser realmente sencillo.

Podemos considerar los siguientes tipos de tienda:

Tiendas integradas en “centros comerciales”

AmazonRakuten o Pixmania son tiendas en si mismas, pero tienen opciones para que puedas vender tus productos también en sus plataformas.

La ventaja de empezar a vender tus servicios en estos centros comerciales es que tienes todo el proceso hecho (tienda, presentación de productos, pago, control de fraude…) y además parte del trabajo de atraer público y de posicionar tus productos ya lo ha hecho el centro comercial en sí.

Obviamente estas ventajas se pagan, lo que puede dejarte unos beneficios bastante menores de los que creías.

ComisionesAmazon IndividualAmazon ProRakuten 1
Por venta0,99 €0,99 €
Coste mensual39 €/mes33 $/mes
Comisión (según categoría)7% – 35%7% – 35%8% – 15%
Variable por venta0 € – 2,10 €0 € – 2,10 €

1 Las tarifas se han sacado de Rakuten.com

eBay es otra opción. La forma de venta, por subasta, es lo que le ha hecho famosa y el volumen de tráfico que atrae no es para despreciarse. Puedes ver sus tarifas, en la sección de Comisiones y tarifas de su web.

Podríamos incluir en este modelo también a Etsy, aunque su enfoque sea algo diferente.

Etsy, es un centro comercial que no vende sus propios productos, sino que hace de plataforma de venta para vendedores de productos de artesanía, manualidades y productos vintage.

Si te ajustas al perfil de vendedor, las comisiones son:

Por artículo publicado0,20 $
Comisión por venta3,50 %

En definitiva una buena forma de comenzar a vender con poco riesgo y ver qué tal funciona el negocio, aunque tienes que tener en cuenta las comisiones, como puedes ver.

Tiendas en modo SaaS

Tanto con productos de hosters tradicionales como puede ser Arsys, como servicios exclusivos de ecommerce como pueden ser Tiendy, Tol.do o Shopify, por ejemplo.

Son tiendas mucho más completas en funcionalidades (cada cual con sus peculiaridades) y suelen presentar planes crecientes con distintas características y precios.

Lo normal es que se cobren mensualmente, aunque Shopify también cobra una comisión por transacción realizada (de 2% a 0%, según el plan).

En este caso son tiendas con las que podemos crecer, y hay que tenerlo en cuenta a la hora de decidirse por una de ellas. Hay que mirar:

  • Variedad y facilidad de adaptar los diseños
  • Número de productos, opciones para categorizarlos, etc.
  • Formas de pago (TPV, Paypal…) y de envío (contra-reembolso, MRW, Seur…)
  • Opciones de marketing: descuentos, cupones…
  • Facilidades de gestión de clientes y de facturación
  • Idiomas y monedas
  • Opciones de integración con terceros, sobre todo con portales como los mencionados anteriormente y con comparadores (Ciao…) o redes sociales

Las ventajas de estas tiendas es que los gastos están más controlados, son más profesionales y completas y puedes adaptarlas más a tu estilo. Además, el mantenimiento y actualización de la plataforma de la tienda lo tienes asegurado.

La desventaja, es que tienes que hacer un importante trabajo para atraer a clientes… pero como he dicho al principio, hablamos de abrir una tienda, no de vender.

CaracterísticaArsysTiendyShopifyTol.do 2
Precio/mes19 -70 €/mes10 – 45 €/mes14 – 179 $/mes10 €/mes
Nº productos200 – 20.00050 – 5.00025 – Ilimitados¿?
Formas de pagoPaypal, tarjeta de crédito…Paypal, tarjeta de crédito…Shopify Payment 3Paypal
LogísticaNacional e internacional integrado (MRW y SEUR incluido en ciertos planes)Paypal, tarjeta de crédito…UPS, FedEx
Integración con portalesAmazon, eBay, Facebook, Ciao…FacebookFacebook
Versión móvilSí (en ciertos planes)NoNo

2 Toldo es difícil de incluir en este tipo de comparativas. Su fortaleza está en su extrema (¿excesiva?) simplicidad. []

3 Lo que implica un pago en comisiones por transferencia.[]

Shopify

Tiendas instalables

Si lo que necesitas es flexibilidad, hay muchas tiendas open source con las que trabajar: Prestashop, Magento (comprada por eBay), osCommerce… Esto te permite hacer y deshacer a tu gusto, pero también supone que tienes que tener conocimiento para hacerlo.

Cualquiera de las mencionadas tiene una muy amplia comunidad respaldándola y opciones para contratar servicios profesionales de desarrollo de plantillas, plugins, etc.

Si eres desarrollador y tienes conocimientos de la plataforma de ecommerce, estas soluciones te darán una flexibilidad que no te va a dar ninguna otra alternativa.

Algunas de estas soluciones open source tienen una versión SaaS, como puede ser MagentoGo.

Plugins para WordPress, Joomla y otros CMS

No tienen porqué ser excluyentes, algunas de las tiendas mencionadas pueden integrarse en los CMS más conocidos pero existen algunas tiendas que solo existen como plugins, por ejemplo Woocommerce.

Sin duda, puede ser una buena alternativa como complemento de una página que ya tienes realizada, pero ojo con el soporte que te puedan proporcionar y el respaldo que puede haber detrás.

Podéis echar un ojo también al PDF “The Ecommerce
Opportunity: How Freelance Developers Can Build
Ecommerce Websites With WordPress

Del artículo 4 Recommended e-commerce WordPress tools también podéis sacar alguna idea.